Ansel Elgort,

Bajo la misma estrella-John Green.

10:05 Agustin Tirado 0 Comments

     
       



Bajo la misma estrella, apuesto a que te suena.
    
     Hace más de un año (digamos un año y cuatro meses desde mi lectura hasta el tiempo de escribir esta reseña) y aun siento que acabo de leer la primera palabra de la primera página, sintiendo aun el primer sentimiento, de mi primer libro realista, y de uno de mis principales libros ineludibles.

         Si no has leído el libro, ahora lo harás. Si lo has leído, prepárate para hacerlo de nuevo.

         Quizás alguna vez has escuchado sobre el cáncer, o, en injusto caso, vivido ya sea por ti o por alguien que es parte de ti, esta peculiar enfermedad que cambia a las personas irreversiblemente. Y es que todos sabemos el final de tal enfermedad: La muerte. Nadie puede entender nada de lo relacionado con ella. Tan solo pensar en ella ya ocasiona que miremos a otra parte cabizbajos, tratando de ignorar, tratando de decirnos que no, que no es posible que alguien te diga simplemente que tu fecha de muerte esta puesta en marcha, que anda merodeando a tu interior, en tu vida, carcomiendo tanto lo incorpóreo como lo perceptible, y, además, lo bilateral. Es difícil hablar de este tema, ocasiona mucha inapetencia, pero también mucha comprensión, porque a diferencia de otras enfermedades, entre las que podemos hacer notar: El VIH; que a pesar de poseer mucha similitud, el VIH, es más visto como un tabú, algo que no es concebible por la inaceptación de los discriminadores confundidos. Si, también el cáncer, pero sucede que las personas necesitamos descargar nuestro peso en alguien más, y cuando ese alguien más prácticamente fue apuntado por la misma enfermedad, termina siendo el único culpable para los ojos ofuscados por mucho más que la misma enfermedad, llegando a un punto en donde, aparte de la enfermedad, se generan otras controversias sociales. En cuanto al  cáncer, que se puede decir de él, nada, es lo mejor que todo podemos hacer, ignorarlo, menos cuando no sabemos más que los referentes de donde basamos nuestros conocimientos. Y es que el cáncer llega a ser un poco más misterioso, porque como dije, a diferencia del VIH, a las personas se les hace más difícil señalar a alguien, y por no poder encontrar un culpable, alguien a quien descargar nuestro enojo, miedo, incomprensión, solo nos queda aceptarlo de una manera que no se puede explicar.

         Entonces, ¿alguna vez te ha inquietado la idea sobre la vida de una persona con cáncer? Lo que le sucede, lo que siente, lo que añora, lo que teme, lo que ha cambiado, y todo lo que ocasiona, ¿no verdad? Y menos hay como saberlo, es decir, no hay un Reality Show sobre personas con cáncer que las persigan veinticuatro horas, eso sería espeluznante antes que todo, y ni pensar en buscarlo desde otra forma, y si, te estoy hablando a ti MTV.

         Pero aquí es cuando conocemos Bajo la misma estrella. Una historia sobre la vida de Hazel, y como es obvio de concebir: tiene cáncer.

A Hazel a una corta edad—tan corta que apenas debiera considerársele la penumbra o el umbral de la vida—le detectaron cáncer de tiroides estado IV, luego de muchos procedimientos médicos, y el resultado sucesor de todo esto, termino por producirle serios problemas a sus pulmones, siendo un efecto colateral del cáncer, pero es decir, ¿acaso no todo es un efecto colateral del cáncer? Razón por la que debe llevar siempre consigo un especial carrito con oxigeno. Menudo accesorio que utiliza esta adolecente, ¿no?

Su vida está muy marcada con el cáncer, como es de entender. Lleva una monótona vida de Tv, desconocimiento experimentales de la vida adolescente, Realitys verdaderamente malos, y, como no faltar, los grupos de apoyos, todo los efectos colaterales de un mismo. Pero entre su fatídica vida conocerá a Augustus, un chico que ha superado el cáncer a su también breve edad, pero igual que Hazel, aunque con menos riesgos, el cáncer hizo que perdiera una pierna, pero solo la pierna.

De inmediato surge una amistad entre Hazel y Augustus, que los llevara a vivir una vida más allá del cáncer, a ser como deben, unos adolescente sin remedios. Y adentrándose en una vida entre lo perdido y lo ganado.

E-S-T-R-E-M-E-C-E-D-O-R-A. Es lo que especifica esta historia. Bajo la misma estrella, es tan peculiar como la enfermedad que juega su papel protagónico.

Lo primero que se nota de este libro es su gramática, que va desde la experiencia y dedicación, hasta llegar a la diversión, aunque todo este libro es pura diversión, pues sí, porque desde hace tiempo me di cuenta, que no todo debe ser un efecto colateral del cáncer.

Como decía, el estilo de este autor es digno de apreciar, lleva una historia para nada fácil de procesar, a una forma que no solo se nos hace procesable, si no real. Tiene cinco de cinco, uno de los pocos autores que han logrado eso conmigo, por lo general le doy un dos sobrevalorado. Y es que esta gramática es otra de las características de la Literatura Juvenil que deben y son eseciales: sencilla, pero basándose en las experiencia, rápida, pero histórica, para nada compleja, pero extremadamente metafórica, divertida, pero muy divertida. Una escritura que se convierte en la mera realidad.

La trama no se queda mucho menos atrás, sino que equivale al talento gramatical de Verde, que me corrijo, de Green. Como dije hace poco anteriormente, no sabemos, o los que no saben, como yo, el tipo de vida que llevan las personas con cáncer, más que solo sufren, y piden que sea rápido, tratando de llevar una vida tan feliz y sin limites más de los que ellos mismo quieran; algo muy mediocre y triste de nuestra parte, porque de otra forma solo sentiremos lastima, que implica que nos da más vergüenza la persona moribunda, solo vergüenza, de lo que aceptamos; y es que creo que no solo las personas marcadas por el cáncer deben de ir a grupos de apoyo sobre el cáncer, sé que deberíamos ir todos. Aunque en sí, este libro no señala eso, fácilmente puede pensarse, al fin y acabo, todo es una metafóro o una reflexion.


Solo espero con muchas esperanzas que John Green nunca intente repetir el éxito de este libro, por lo menos no de la misma forma, que no emplee una formula basada en Bajo la misma estrella, para multiplicar miles de estrellas más, no, espero que mantenga a este libro como un único, un único especial, auto conclusivo, e inigualable.

La trama tiene un toque divertido, ya que su narradora lo ve todo con una aceptación irónica, por lo que no nos desmadráremos en incomodidad ni abulia, por el contrario, se nos hará más ameno el poder conocer la otra cara de la enfermedad del cáncer, que es la misma persona.

Pero no todo es sobre el cáncer.

El hilo de la historia mantiene el misterio del un escritor que también mantiene un misterio. Me sentí parte de este aspecto, yo, al igual que Hazel y Augustus, quería con muchas ganas saber más sobre que con e libro el libro inaudito. Así que al emprender el viaje en busca del escritor para desentrallar el misterio (Y tener sexo) lo hacía con la misma emoción que teníamos los tres…, ah, sí, es cierto, estoy delirando, cuatro con la mama-modo-hot-personiliseccion de Hazel. Como olvidarla.

No, hermano, aún no hemos tenido todo. Porque en una historia como esta no puede faltar el malbien del amor.

Hazel y Augustus, dos personas tan iguales que llegan a ser iguales, empiezan a concebir el disfrute que representa el enamorarse. Y como no, del amor más quimérico y digno de su forma de vida. El amor de estos dos surge de una manera muy especial, podríamos decir que se debe a que comparten cicatrices del cáncer (¿Efecto colateral? ¿Dónde?) Y la fantasía deliriosa que supone el sobrevivir, pero es más que eso, son dos personas con una perspectiva que va más allá del cáncer, con gustos que van más allá del cáncer, y uno con el otro que van más allá del cáncer. Haciendo que su historia de amor sea tan especial como cruda.

En cuanto a los personajes, aparte de Hazel y Augustus, que son dos adolescentes rebeldemente divertidos a todo regla, pero sin la parte de adolescente, que emocionan, y enamoran; también encontramos a Isaac, otro adolescente con una visión de la vida tan excepcional, que no requiere de la visión para tenerla. Los padres de Hazel; los que han leído el libro: ¿se los imaginaron como roqueros que sacan la lengua, así como los Kiss? Entre otros personajes secundarios, como el guía del grupo de apoyo del corazón de Dios, literalmente, como tambien el #$%!”#¡!?#=!# escritor sin finales.
Todos muy bien desarrollado y delineados con delicadeza, como con mano. Magnificando la historia.

Esta es una historia para…, si, asimismo, cagarse de la risa. Con todos estos personajes, el estilo del escritor, y visto al cáncer desde un perspectiva tal real como el mal, que no puede perderse. Yo reí hasta la última palabra, nunca deje de sonreír, era reír, o sonriendo, o diciendo algo como que: Ay, Hazel, ay Hazel. Tal es mi emoción un poco enferma (Que después de leer la opinión de los demás es posible) que al ver el primer tráiler sobre la película me quede serio hasta que me destornille al final de: Próximamente, a reír. No podía concebir la emoción que provoca el volver a reír, de manera diferente, con esta historia. No estoy seguro, pero para mí es divertida y más nada. No es triste, no es lamentable, cruda quizás, pero no me aflige en lo mínimo, al contrario, me da nuevas esperanzas. No me considero insensible, aun recuerdo cuando llore porque mi papa aplasto a mi cachorro con el carro cuando tenía ocho y desee haber sido yo, y todas las historias que me han hecho llorar y eso que muchas son comedias, lloro con muchas historias como estas, bueno, en verdad, no lloro, pero si me impacta cuando la historia enserio me aflige, me golpea inadvertidamente, pero no lo hice con este libro, me dolió, pero también me tranquilizo y me hizo sanar de inmediato. Esto es una historia sobre la felicidad y la diversión de estar vivo y locamente enamorado, no sobre el cáncer, para nada más allá de lo que nosotros mismo quiere. ¿Es efecto colateral del cáncer? No todo es sobre el cáncer, y no todo debe ocasionarnos lo que conlleva esta enfermedad, es decir, no todo es sobre la muerte.

Y es que lo transcendental del libro es sobre como la felicidad es lo que cuenta, lo demás es mierda, nada vale más que una sonrisa, que un beso, que un explosivo y penoso amor, nada vale más que lanzar huevos, que escribir historia, que vivir historias, nada es un efecto colateral más de lo que uno mismo quiere, la muerte no tiene ningún efecto colateral si se vive.

Quizás le estoy dando más valor al libro de lo que se merece, es decir, no tiene un punto transcendental tan poderoso como el que busco, pero, de hecho si lo tiene no-presente: el cáncer, ¿Qué estoy divagando? Pues sí, pero es que uno necesita morir para saber que vive, así como divagar. Y, ¿Por qué digo que el cáncer? Pues por la reflexión, un libro como este conlleva reflexión, y toda reflexión conlleva una significación necesaria.

Si, es libro para jóvenes: solo es diferente, solo trata un tema peculiar para obtener un éxito peculiar, y todo lo que se diga. 

Sin embargo, no es solo eso. 

Es una reflexión  que quizás va mas allá de lo expuesto con exactitud en el libro, aunque en realidad esta repleto de metafóras que dejan en claro que no se esta divagando con el tema en cuestion, asi como ejemplos significativos, toda una epopeya; entonces aqui, en estos mismos aspectos son lo que hacen que lleve a esta historia a Juicio Final requiere de mas que esta reseña, y hay que ver (No tu hijo de Abraham) si logra llegar a Historia Transcendental

Bajo lo mismas estrella, es un libro tan especial y único como el éxito que ha logrado, por tanto, así como a mí, invito a todo los que no han leído el libro, a que lo hagan, aunque no sean lectores hábiles, aunque no les guste este género, y todo lo demás, léanlo con todo deleite y háganlo con una lectura crítica, que los lleve a la reflexión, que vaya más allá de lo expuesto, y que se centren en lo expuesto, que de seguro no olvidaran, y a los que ya lo han leído, solo me queda decirles: ¡Que haces que no lo estas releyendo! Mas un reclamo que una inquisición. Y, asimismo, que lo hagan con la misma crítica.


Vivamos lo que es estar bajo la misma estrella.





2/5


“Divertida. Alocada.
Estremecedora. Dolorosa.
Especial. Metafórica.
Una obra prodigiosa”






¿Qué te pareció? ¿Lo has leído? ¿Qué consideras?
¿Quieres leerlo? ¡A comentar y compartir!





 Nota: Cualquier equivocación con el nombre del libro/película, de los personajes, lugares, así como de la trama, aspectos técnicos, ortografía, entre otros; son producto del olvido y/o descuido. Absuelvan el desliz, y por favor señalarlo para poder  rectificarlo debidamente. Gracias.




You Might Also Like

0 comentarios: